El proyecto “FADO y otras emociones” está centrado en la música popular nacida en Portugal en el siglo XIX y elabora un recorrido, a lo largo de distintas épocas históricas, desde los fados más antiguos de intérpretes como Amalia Rodrigues, Fernanda María o Alfredo Marceneiro, hasta las fadistas más contemporáneas como Mariza, Ana Moura o las visiones de gran riqueza armónica de grupos como Madredeus.

En el repertorio elaborado, constituido por líneas melódicas con arreglos y composiciones propias, Minha Lua propone una interpretación que conecta con la tradición, con los cantos que salen del alma, con los melismas del fado que viajan a la música persa y árabe y con la rica tradición poética de sus letras. Un recorrido que expresa la belleza y profundidad de este género musical declarado Patrimonio de la Humanidad por su valor cultural.

El Fado nació a mediados del siglo XIX en los barrios humildes de Lisboa. Es una música popular que surgió en los ambientes marginales de las tabernas, de la bohemia lisboeta, de los marineros y de las prostitutas,  a través de las intrincadas callejuelas del barrio de Alfama y de la Mouraría, cantando sus poemas de dolor por el amor perdido, de celos, de traiciones, fatalidad y destino negro.

De origen provenzal, el fado sufre la influencia melódico-poética árabe y, a lo largo de los siglos, adquiere sus características más definidas, tornándose en una manera de cantar que exprime, genéricamente, un estado de nostalgia o saudade.

Melodías y letras que transforman la emoción en música y la música en emoción.

Ficha artística:

Victoria Cruz (Voz, shruti box y flauta travesera)
Gabriel Pancorbo (Guitarra)
César Jiménez (Violonchelo)

Dirección y adaptación musical: Minha Lua

Galería de Imágenes


Descargas

Dossier
Rider técnico