Con el  proyecto Fado Tango “El Fado es a Lisboa lo que el Tango a Buenos Aires” 
Minha Lua
ha unido dos géneros que, por razones históricas, sociales y culturales,  están hermanados musicalmente.  Ambos  nacieron  en  la misma época en los distintos puertos del Río de la Plata y del Tejo y ambos son cantos populares de sus pueblos y  por ello comparten, en  sus  melodías y letras, esa raíz de melancolía, ese aire de puerto, de despedidas y encuentros, de abrazos, de crisol de inmigrantes o emigrantes solitarios…

Fado Tango es un proyecto de música y baile en el que Minha Lua interpreta grandes fados para ser bailados por bailarines de Tango a ritmo de tango, milonga y vals. El Tango es fuerza y belleza en su baile, el Fado es melancolía y añoranza. Al unir ambos, el tango, la milonga o el vals dibujan en coreografías la saudade portuguesa y el Fado se transforma en movimiento haciendo corpórea la pasión y la nostalgia.

Fado Tango es sentimiento, es dolor amortiguado por el tiempo, es canto de amor desgarrado, es añoranza de un pueblo, es tierra evocada, es misticismo…es nostalgia y saudade que nos habla de los lugares y sus gentes, del paso del tiempo y de los sentimientos…

El ambiente familiar y a la vez sagrado de una casa de fado es similar al de una peña o tanguería en Argentina. Cantados a capela y con instrumentos acústicos, Fado y Tango comparten una tradición, una manera de sentir y de vivir común que conecta con el espíritu popular y profundo de ambos géneros.

Desde su cuna, ambos géneros estaban destinados a encontrarse. Amalia Rodrigues cantaba el repertorio de Carlos Gardel y Zorzal criollo cantaba fados. Hoy, después de haber pasado de manera sincronizada por distintas etapas de letargo y esplendor, el tango y el fado se recrean renovados, revolucionados, explotan en las milongas del mundo y en festivales como el Festival Internacional de Tango de Oporto, en el que se baila Tango sobre las melodías del Fado…una invitación al encuentro pleno de estas dos músicas.

Ficha artística:

Victoria Cruz  · Voz, shruti box y flauta travesera
Gabriel Pancorbo · Guitarra
César Jiménez · Violonchelo

Carlos Guevara y Débora Godoy · Bailarines y coreógrafos

Dirección y adaptación musical: Minha Lua


Galería de imágenes


Descargas

Dossier

Rider técnico 


Fado y otras emociones

El proyecto musical de Minha Lua ofrece una renovada interpretación del Fado tradicional, tanto en la instrumentación como en la puesta en escena, y se adentra en las posibilidades vocales e instrumentales de este género musical declarado Patrimonio de la Humanidad.

Formado por líneas melódicas con arreglos y composiciones propias, el estilo personal de Minha Lua profundiza en la raíz étnica del Fado, influenciada por las melodías árabes de Al-Andalus, la música india y persa y los melismas del Mediterráneo presentes en los giros vocales de los fadistas.

Las armonías y tesituras vocales de Minha Lua tienen como filosofía generar una música de gran calidad, elegancia y fuerza, que conecte directamente con el público durante las actuaciones en directo. Ello implica que el directo es un momento de gran importancia artística tanto por la entrega sincera de los intérpretes hacia los espectadores, como por la invitación a trascender hacia cantos que salen del alma, hacia sentimientos de belleza y saudade que habitan en nosotros.


El proyecto “FADO y otras emociones” está centrado en la música popular nacida en Portugal en el siglo XIX y elabora un recorrido, a lo largo de distintas épocas históricas, desde los fados más antiguos de intérpretes como Amalia Rodrigues, Fernanda María o Alfredo Marceneiro, hasta las fadistas más contemporáneas como Mariza, Ana Moura o las visiones de gran riqueza armónica de grupos como Madredeus.

En el repertorio elaborado, constituido por líneas melódicas con arreglos y composiciones propias, Minha Lua propone una interpretación que conecta con la tradición, con los cantos que salen del alma, con los melismas del fado que viajan a la música persa y árabe y con la rica tradición poética de sus letras. Un recorrido que expresa la belleza y profundidad de este género musical declarado Patrimonio de la Humanidad por su valor cultural.

El Fado nació a mediados del siglo XIX en los barrios humildes de Lisboa. Es una música popular que surgió en los ambientes marginales de las tabernas, de la bohemia lisboeta, de los marineros y de las prostitutas,  a través de las intrincadas callejuelas del barrio de Alfama y de la Mouraría, cantando sus poemas de dolor por el amor perdido, de celos, de traiciones, fatalidad y destino negro.

De origen provenzal, el fado sufre la influencia melódico-poética árabe y, a lo largo de los siglos, adquiere sus características más definidas, tornándose en una manera de cantar que exprime, genéricamente, un estado de nostalgia o saudade.

Melodías y letras que transforman la emoción en música y la música en emoción.

Ficha artística:

Victoria Cruz (Voz, shruti box y flauta travesera)
Gabriel Pancorbo (Guitarra)
César Jiménez (Violonchelo)

Dirección y adaptación musical: Minha Lua

Galería de Imágenes


Descargas

Dossier
Rider técnico


Escucha su disco «O milagre» en Spotify:

Canal Youtube